Cuidados que debe tener un 4×4

Es muy importante darle el debido mantenimiento a un todoterreno, lo cual no es tan difícil mientras se tenga en consideración algunos puntos que resultan claves para preservar su buen estado. Lo realmente complicado es si utiliza el 4×4 tanto para salir de off road como para conducirlo por la ciudad; no es algo imposible, puesto que varios repuestos son apropiados para ambos casos, pero otros deben cambiarse según el uso que se le vaya a dar al vehículo.

Algunos de los elementos que son imprescindibles para el mantenimiento de un todoterreno son:

Aceite y su filtro: revise con frecuencia el nivel que tenga y cámbielo acorde al kilometraje recorrido, el tipo de aceite o si está contaminado. No es aconsejable agregar aditivos al lubricante, dado que podría alterar el equilibrio de los componentes del aceite y hacerlo perder su efectividad. Al realizar el cambio, es recomendable que se limpie el sistema de enfriamiento, como las mangueras, las bombas, etc.

Filtro de aire: chequee el filtro y si tiene suciedad, se debe limpiar. No espere a que se obstruya, si es necesario cámbielo. Cuando un filtro tapado no se sustituye, afecta el tiempo de aceleración de manera negativa; esto no influye en la potencia del motor, pero sí en su fiabilidad.

Refrigerante: estar pendiente del líquido refrigerante le ahorra averías que podrían ser muy caras, como el sobrecalentamiento. Son muchas las fallas que se originan por ello. Cuando un coche se utiliza para off road, tiene necesidades diferentes, a cuando se emplea para recorrer la ciudad, por lo cual, es un producto que debe cambiarse según el uso del vehículo.

Diferenciales: después de cada salida off road revise el aceite y asegúrese de apretar el perno de drenaje. Si el todoterreno tiene la tapa de los diferenciales hacia atrás, procure resguardarla de golpes para evitar botes del lubricante a raíz de cualquier impacto.

Amortiguadores: la amortiguación es diferente para cada tipo de terreno; por ejemplo, si el terreno es semi estable, los amortiguadores duros ofrecen mayor estabilidad; mientras que en suelos pedregosos, reaccionan mejor cuando son blandos. Estos elementos tienen mucho movimiento, por eso es perentorio revisar con frecuencia, para verificar si hay piezas sueltas o pérdida de aceite.

Embrague: revise que el embrague esté bien ajustado y no lo accione al meterse al barro o en aguas muy profundas. Bajo tales circunstancias, puede que cuando realice los cambios no lo pise por completo y eso generaría demasiada presión en los discos del embrague, lo que reduciría su vida útil.

Para reponer los elementos que requiera al realizar reparaciones, puede hacerlo con piezas de segunda mano para que no gaste tanto; es posible obtener resultados satisfactorios y son mucho más baratos que los nuevos. Hay empresas que tienen acceso vía online que facilitan la búsqueda; visitando desguacesde4x4 tendrá a su alcance compañías profesionales de diferentes provincias especializadas en este tipo de vehículos.