Como armar tu propia Cachimba en casa

La cachimba es un dispositivo con una diversidad y legitimidad que ha permitido su existencia y extensión del mercado, con una variedad tanto para los productos que se consumen como su tamaño y presentación. Aquellos que se inician con la cachimba se cuestionan si es tan fácil el ensamblaje de este dispositivo.

Muchos elementos, ensamblaje sencillo

De origen árabe, la cachimba es un aparato que permite el consumo de tabaco por medio del humo que este produce. Lo llamativo del dispositivo reside en las variedades y presentaciones a disposición del comprador, variando desde el tamaño de la cachimba, hasta la presentación del tabaco de narguile o melaza.

Ya sea para uso personal, o para su utilización en un grupo de varias personas, la cachimba se compone, de una serie de elementos que no varían sin importar el tamaño y la forma. Aquellos iniciados en ese mundo se cuestionan si el montar una cachimba requiere de un ensamble complicado o laborioso.

Las siguientes piezas son esenciales para montar una cachimba:

  • Cazuela o cacerola: Hecha de cerámica con el fin de soportar temperaturas elevadas, es el lugar donde el tabaco es almacenado.
  • Base: El lugar de soporte del líquido, el cual puede almacenar desde agua, hasta bebidas con alcohol y frutas. El material es generalmente de vidrio.
  • Goma de base: Esencial en la cachimba, permite ajustar la base al mástil, evitando algún derrame.
  • Manguera: Hecha de materiales como el plástico o silicón, permite el consumir el humo que desprende la cachimba.
  • Aluminio o material aislante: Permite mantener alejados el tabaco del producto encargado de su vaporización.
  • Plato: En donde se acumula el filtro o cenizas.
  • Mástil: Considerado el soporte primordial de la cachimba, puede estar hecho de una o más piezas.

Y otros elementos entre los que se incluyen adaptadores para su ajuste, la boquilla para el consumo del humo anexada a la manguera y los tubos encargados de trasladar el aire. Por no mencionar de las pinzas y el tabaco de narguile o melaza, realizado con hojas de tabaco y otros elementos.

Para montar una cachimba, debemos asegurarnos de que disponemos de todos los materiales a nuestro alcance y en buen estado para garantizar su funcionamiento. El proceso de ensamblaje es tan sencillo como enroscar la base al mástil, incluyendo el tubo de aire, junto al resto de los materiales.

Puede parecer complicado pero en caso de tener dudas, podemos acudir a vídeo tutoriales donde nos muestran paso a paso, como montar una cachimba.