Siempre preocupado por el dinero

Cuando cualquier tipo de miedo se mete en el cuerpo resulta muy difícil de sacar, a no ser que la persona sea fuerte y se le pase enseguida. En los tiempos en los que vivimos creo que no estamos nunca tranquilos, las noticias desde luego tampoco ayudan y estamos hartos de ver como en un sitio un perro le ha mordido a un niño, en otro un marido a matado a su mujer, un hombre se ha querido llevar a un crío y en la tienda de al lado han colado varios billetes falsos. Si nos damos cuenta todos son noticias que nos ponen los pelos de punta y con las que nos damos cuenta que no estamos excluidos porque en cualquier momento algo te puede pasar y te ves en las noticias como el resto. Es por ello que en la medida de lo posible vamos huyendo del peligro y buscando al final la manera de poder poner fin a ese miedo que no nos deja vivir tranquilos, ese miedo que no te deja salir sola por la noche o ese que te hace recular cuando tienes pensado un viaje, un miedo que te echa para atrás y que no te deja vivir como quisieras.

La gente aprensiva es la que lo pasa peor porque andan todo el rato pensando en que una de las tantas desgracias que se escuchan le puede pasar a ellas, cuando conoces a una persona así que es lo que me ha pasado a mí, es cuando te das cuenta en lo mal que lo pasan porque al final el que lo ve desde fuera se lo toma incluso a risa, siendo un tema grave que deben tratar hasta especialistas. La persona que yo conozco teme a que le estafen dinero, es decir teme a que con tanto como se oye de que en muchas casas de ancianos han entrado a robar, les han pegado una paliza, o se han llevado todo lo que tenían, teme a que en cualquier momento le pueda pasar a ella, incluso teme que le metan billetes falsos cuando sale a comprar al supermercado, tal es su miedo que un día se me ocurrió decirle que se comprara un detector de billetes falso de bolsillo y no penséis que se lo tomó a broma, sino que me preguntó dónde lo podía comprar, y le dije encuentralo aquí desde entonces sus miedos han mermado y ahora sale más tranquila a comprar.