¿ERES CORREDOR? ¡SIGUE ESTOS CONSEJOS!

Si practicas cualquier deporte habitualmente, o especialmente si eres corredor, sabrás lo difícil que resulta en ciertas ocasiones no perder el ritmo de los entrenamientos o dejarse llevar por la pereza y saltarse alguna de las sesiones programadas.

Si practicas un juego en equipo, como fútbol o baloncesto, o algún deporte que aún siendo en solitario siempre se lleva un marcador en vigor, como el tenis, estás de suerte. Siempre es mucho más fácil mantener la motivación cuando los compañeros o el propio marcador de juego te mantienen con la adrenalina alta.

En cambio, cuando sales a correr, no hay ningún marcador en juego, y ni siquiera cuando participas en alguna carrera popular vas a competir por ganarla.

Puesto que ya sabes que hacer deporte con un pulsómetro de manera controlada beneficia a tu salud, te has propuesto correr algunos días a la semana. Ahora, se trata de no abandonar por el camino.

Así pues, ¿cómo puedes mantener bien alta la motivación en todo momento?

Te vamos a dar algunas ideas que te ayudarán a seguir adelante y no dejarte caer en los brazos de la rutina y la pereza.

LLEVA UN DIARIO DE TUS ENTRENAMIENTOS

Con una hoja Excel sencilla es más que suficiente. Puedes apuntar la fecha, distancia recorrida, tiempo invertido, ritmo que has llevado y puedes dejarte un espacio al final para las observaciones, donde puedes anotar tus sensaciones en el entrenamiento de ese día.

Es motivador ir acumulando kilómetros y releer más adelante en qué momento de forma y a qué ritmos eras capaz de ir en cada momento del año.

Esto te animará para que seas consciente de los progresos que has conseguido y te mantendrá con la motivación alta para seguir entrenando.

APÚNTATE A CARRERAS CON REGULARIDAD

No hay nada mejor para seguir adelante y darlo todo en cada entrenamiento que saber que tienes una carrera próximamente.

Cada vez que pienses en la carrera, seguro que quieres mejorar la última marca que conseguiste en esa misma distancia, o no quieres quedarte atrás junto a tu amigo con el que vas a correr.

Sea como sea, estar inscrito en alguna carrera a celebrar próximamente te mantendrá alerta y evitará que caigas en el sofá dominado por la pereza.

ENTRENA CON AMIGOS

Siempre que te sea posible, queda con uno o varios amigos para salir a entrenar.

Con esto conseguirás dos beneficios: por un lado, evitarás la tentación de quedarte en casa si un día te encuentras algo cansado y sin muchas ganas de salir a correr.

Por otro lado, cuando estés realizando el entrenamiento lo harás más rápido y llegarás más lejos que si lo hicieras en solitario, donde el cansancio se apoderará antes de tí.

Si sigues estos sencillos consejos, el mundo del running, o el de cualquier otra disciplina deportiva, ya no tendrá secretos para tí.